top of page

Antecedentes: El mundo en la época de la independencia

Actualizado: 2 feb

Situación en Europa


Los países europeos eran gobernados por monarquías absolutas. Eso significa que el rey decidía acerca de todo:

"El rey era la ley”. Sin embargo, hubo un país que se opuso a esa forma de gobierno, Inglaterra. Entre 1688 y 1689 ocurrió, en ese país, la llamada Revolución Gloriosa. Esta logró que se redactara una constitución en la que se respetaran los derechos individuales.

Además, el rey no podía decidir solo, tenía que ponerse de acuerdo con el Parlamento (congreso). A esta forma de gobernar se le llamó monarquía constitucional. Los demás países europeos, entre ellos España y Francia, tenían monarquías absolutas.


La ejecución del rey Carlos I que, luego de un juicio por alta traición al Estado, fue decapitado. John Weesop. 1649.


La independencia de los Estados Unidos


Las trece colonias inglesas eran muy prósperas. Desarrollaron la agricultura y el comercio. Sus lazos con Inglaterra eran débiles, porque el gobierno británico enviaba gobernadores, los que respetaban los acuerdos y normas locales, que eran las que los colonos habían escrito en sus reglamentos internos. Todas las colonias tenían algún tipo de asamblea, por lo que tenían un fuerte poder local. Inglaterra no tenía ni los recursos ni la voluntad de poner un control muy estricto en estas colonias. Se puede decir que se gobernaban con autonomía o independencia.


Entre 1756 y 1763 se desarrolló la llamada Guerra de los Siete Años, que enfrentó a casi todas las potencias europeas no solo allá, en su continente, sino también en otras partes del mundo. Esto vino a cambiar las relaciones que las trece colonias tenían con Inglaterra.

Inglaterra y Francia quedaron en bandos opuestos y, como las dos naciones tenían extensos territorios coloniales en América, se enfrentaron en este continente. Francia poseía Luisiana, una ancha franja de territorio que iba, de norte a sur, al oeste de las colonias inglesas. Los británicos organizaron milicias con los colonos ingleses las que, al final, derrotaron a los franceses. Este acontecimiento, unido a la gran prosperidad económica de las colonias, hacía que sus habitantes tuvieran gran autoconfianza y sintieran que tenían mucho poder.


Toda esa situación en las colonias hizo que Jorge III, rey inglés, comenzará a preocuparse. Fue cuando trató de someterlas a un mayor control.

Parte de su estrategia fue dar más poder a los gobernadores y cobrarles mayores impuestos. Prohibió que las colonias se extendieron hacia el oeste.


Administrativamente, las colonias dependían directamente del rey, no del parlamento británico, donde no tenían ninguna representación.

El malestar en las colonias aumentó. Benjamin Franklin y otros pensadores decidieron organizar un congreso al que las 13 colonias enviaron delegados. Rechazaron, ante todo,los nuevos impuestos y reclamaron que era injusto que tuvieran que pagarlos.


No les habían consultado ese aumento, porque no estaban representados en el Parlamento. "No más impuestos sin representación" fue su lema.

La reacción del rey fue tratar de imponerse por la fuerza. Envió instrucciones a los gobernadores para que asumieran todo el poder y amenazó a las colonias con medidas que iban en contra de sus libertades. Los colonos, en respuesta, se prepararon para la lucha. Organizaron un ejército y proclamaron su independencia, lo que sucedió el 4 de julio de 1776. Thomas Jefferson fue el encargado de redactar la Declaración de Independencia, la que fue aprobada casi sin modificaciones. En ella se afirma que todos los hombres fueron creados iguales y expusieron los principios de libertad individual y soberanía que todas las colonias practicaban.



Siguió una cruenta lucha en que el ejército de los estadounidenses, comandado por Jorge Washington, tuvo que enfrentar a las tropas inglesas. Pero Inglaterra, separada del continente, por el océano Atlántico, tenía limitaciones para reaccionar rápidamente. Francia decidió intervenir y envió América parte de su flota naval, lo que ayudó a los norteamericanos a ganar la lucha por su independencia.


Una vez que ganaron la guerra, tuvieron que enfrentarse a gran reto, organizar la nueva nación. No querían a un rey, por lo que decidieron fundar una república federal. Eso significa que tendrían un organismo ejecutivo, formado por el presidente y el vicepresidente. El organismo legislativo conformado por dos cámaras: congreso y senado. Y, por último, el organismo judicial formado por la corte suprema de justicia y los tribunales.


Sin embargo, cada estado podía tomar decisiones independientes dentro de su territorio. Por ejemplo, cada estado puede decidir cuánto de impuestos deben pagar las personas y también ponen reglamentos específicos, que pueden ser diferentes a los de otros estados. Estados Unidos aprobó su constitución en 1787.


Washington cruzando el Delaware, cuadro de Emanuel Gottlieb Leutze (1851).


Extraído de: 2021. Nuestro Diario. 20 años de independencia. 

Editado por: María Lorena Castellanos Rodríguez.



23 visualizaciones0 comentarios
bottom of page